El consentimiento dentro de la Ley de Protección de Datos

La Ley Orgánica de Protección de Datos Personales promulgada el 26 de mayo de 2021 mediante Suplemento del Registro Oficial No. 459 tiene como objetivo principal asegurar los derechos de autodeterminación informativa y la privacidad de los individuos en lo que respecta al control, manejo, confidencialidad, integridad y utilización de su información personal. Por lo tanto, este derecho a la protección de datos personales se encuentra relacionado con una serie de aspectos y uno de ellos es el ‘consentimiento’.

Dentro del artículo cuarto de esta norma se define al consentimiento como “Manifestación de la voluntad libre, específica, informada e inequívoca, por el que el titular de los datos personales autoriza al responsable del tratamiento de los datos personales a tratar los mismos”.

Con la conceptualización de este término se puede identificar su trascendencia a la hora de generar un tratamiento de datos personales pues este se considerará legítimo cuando exista una manifestación de voluntad que no cuente con vicios del consentimiento, que tenga una especificación concreta de los medios y fines del tratamiento, que sea trasparente y que no presente dudas o confusiones sobre el alcance de la autorización a ser otorgado.

Es así como el otorgar el consentimiento de forma expresa pasa a ser un elemento fundamental para considerar al tratamiento de datos como legítimo. Sin embargo, ¿existe la posibilidad de que se considere como legítimo el contar con un consentimiento tácito para generar este tratamiento?

El consentimiento tácito refiere a la inacción o silencio de la persona previa la recepción de información, es decir, la persona no se negó. Dentro de nuestra legislación no se acepta este consentimiento aún en temas de protección de datos personales; por lo tanto, este debe ser explícito y contar con todos los requisitos previamente mencionados.

Por lo tanto, toda persona que realice tratamientos de datos personales legitimados a través del consentimiento de sus titulares deberá buscar un mecanismo a través del cual pueda probar dicha aceptación, es decir, mediante la firma de un formulario de consentimiento, la marcación de una casilla o “checkbox” o incluso la grabación de una llamada telefónica si la manifestación ha sido expresada verbalmente.

Sin embargo, muchas organizaciones tienen malas prácticas para capturar el consentimiento, por ejemplo:

  1. Si se requirió al titular su consentimiento a través de la marcación de la casilla y este no ha dado su aceptación, la empresa NO podrá tratar sus datos fundamentándose en un consentimiento tácito.
  2. En el proceso de registro de cualquier plataforma virtual se presentan las condiciones y tratamiento de los datos personales, si el usuario se salta esa aprobación para continuar con su suscripción, no se puede considerar un consentimiento tácito.

Lo correcto es que la captura del consentimiento pueda cumplir con los requisitos previos descritos y el responsable de su tratamiento tenga la posibilidad de probar la manifestación de la voluntad del titular.

Abrir chat
BACLAW / Somos tu aliado legal
Buenas tardes, le saludamos de Barrera Andrade Abogados & Consultores BACLAW.

Podría ayudarme con los siguientes datos:
*Nombre
*Correo Electrónico
*Descripción corta de su requerimiento
*Ciudad de donde nos contacta

En breve nuestro equipo se contactará con usted.

Horario de atención:
LUNES A VIERNES
9H00 A 17H00