En la era en la que las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial avanzan a pasos agigantados, existen expectativas frente a los servicios que se proveen y, sobre todo, la presión de estar a la par de la innovación. Ante estos avances surge el temor a ser reemplazados.

Los cambios que surgen con estas nuevas formas de percibir el mundo han incidido significativamente en el ámbito jurídico-legal. Los profesionales y entusiastas del derecho tampoco se salvan del miedo a ser sustituidos por inteligencias más eficientes y menos humanas. Dentro de nuestro ámbito, es casi una obligación estar al día con las nuevas tendencias y reconocer la importancia de esta sinergia para potenciar nuestras capacidades.

Lejos de los tradicionalistas del derecho, el New Law llega como una tendencia casi obligatoria en la oferta de servicios legales. Este término, acuñado por Eric Chin en 2013, nos alerta sobre la implementación de nuevos procesos, herramientas y enfoques para la prestación de servicios jurídicos, lo que incluye nuevas formas de concebir el servicio legal, nuevas tecnologías y modelos de negocios. La implementación del New Law no significa únicamente la adopción digital masiva y no estratégica de estas nuevas herramientas, sino un enfoque de cambio cultural interno y de estructura. Es importante adecuar estas estrategias a los procesos, las personas y la digitalización.

Habiendo abordado este enfoque, las estrategias que deben abordarse son la familiarización, socialización y capacitación con las personas que conforman el equipo de trabajo. Frente al tema de nuevas tecnologías y tendencias como el legal design y el legal tech, es esencial concebir que la herramienta digital es una ayuda y no un reemplazo. Refuerza a los trabajadores a aprender sobre la herramienta y mejorar su productividad. No se deben desarrollar planes de digitalización masiva, ya que esto puede entorpecer el verdadero propósito de un enfoque complementario y eficiente.

Existen ya varios ejemplos de cómo el New Law ha incidido en la práctica profesional del derecho. Entiendo que estas herramientas son personalizadas y ayudan a la productividad, simplifican procesos y ayudan a los abogados a mejorar sus servicios y enfoque al cliente. Tenemos ejemplos como CaseTracking y Time Billing que han facilitado la gestión de procesos y el tiempo empleado.

Recordemos que el factor humano es importante en la prestación de servicios, y que se debe impulsar a los profesionales del derecho a un cambio de mentalidad, enfocado en la adaptabilidad y en la continua formación para lograr una prestación eficiente de servicios.

Abrir chat
BACLAW / Somos tu aliado legal
Buenas tardes, le saludamos de Barrera Andrade Abogados & Consultores BACLAW.

Podría ayudarme con los siguientes datos:
*Nombre
*Correo Electrónico
*Descripción corta de su requerimiento
*Ciudad de donde nos contacta

En breve nuestro equipo se contactará con usted.

Horario de atención:
LUNES A VIERNES
9H00 A 17H00